Cierzo Gestión

Asesoría integral

Llámenos y le asesoramos 976 468 990
ReyArdid

¿Somos realmente emprendedores?

La cultura emprendedora en nuestro país progresa, pero todavía no estamos a la altura del resto de miembros en la Unión Europea.

La tasa de actividad emprendedora o TEA, como se conoce en inglés, mide el porcentaje de población de entre 18 y 64 años que ha iniciado una actividad empresarial en los últimos 3 años y medio. Este indicador ha crecido notablemente en nuestro país durante el último periodo, llegando al 5,7%. Sin embargo, Europa nos lleva ventaja con una media del 7,8%.

Según el Informe Mundial GEM 2015 (Global Entrepreneurship Monitor) publicado recientemente, más de la mitad de los españoles contemplan la opción del emprendimiento como una buena alternativa profesional. Aunque el miedo al fracaso alcanza al 40% de los encuestados.

Otro dato curioso extraído y común en el 73,5% de los emprendedores españoles es que el foco de su actividad se fija en aquellos mercados que brindan más oportunidades. Más allá de la formación y otros intereses, la mayoría de los emprendedores en el mundo se basan en las opciones que presenta cada sector; asimismo las mayores tasas de participación proceden de personas de entre 25 y 44 años.

Uno de los motivos por los que todavía estamos lejos del nivel europeo se debe a nuestra falta de cultura emprendedora. Y es que nuestro carácter tradicional se basa en la estabilidad y la minimización del riesgo. Además de la crisis económica de los últimos años y la necesidad de iniciativas gubernamentales para impulsar el emprendimiento se necesita crear el espíritu emprendedor desde la educación, desde la infancia y en todos los ámbitos.

En relación a esa cultura emprendedora, partiendo del Libro Blanco de la Profesión Docente, se afirma que las personas más educadas son más productivas y logran mayores salarios. Así, según esto, el emprendimiento se puede aprender y ejercitar buscando el impulso de la autonomía e iniciativa personal, no solo en los aspectos laborales sino en la vida en general. Haciendo hincapié en esto precisamente, en su acepción más global; no se refiere únicamente al emprendedor como creador de autoempleo, sino como persona que incorpora todos esos rasgos en su personalidad más allá del ámbito laboral. Y algunas de las características que debe tener o fomentar un emprendedor son las siguientes:

  • Ser capaces de elegir
  • Tomar de decisiones
  • Mentalidad abierta al cambio
  • Espíritu crítico y constructivo
  • Ser capaz de relacionarse y cooperar
  • Trabajar en equipo
  • Creatividad
  • Determinación
  • Afán de superación
  • Liderazgo
  • Paciencia
  • Constancia

Trabajar estos valores debe ser una cuestión de base y extensa a la sociedad más allá del ámbito de los negocios. Las competencias de una persona emprendedora deben estar presentes en todas las etapas de la educación, principalmente en los estudiantes pre-universitarios. De esta forma, si estas capacidades son ya inherentes a la persona durante su formación universitaria únicamente deberá potenciarlas obteniendo una mayor garantía de éxito emprendiendo un negocio.

El GEM realiza una interesante aportación en este aspecto, ya que a la hora de realizar sus diagnósticos tiene en cuenta capacidades e iniciativas desde una perspectiva global, en lugar de limitarse a analizar cifras.

Os invitamos a reflexionar y a fomentar vuestras habilidades emprendedoras.

 

Cierzo Gestión - Rey Ardid

Cierzo Gestión S.L. se constituyó para proporcionar el soporte administrativo-contable, jurídico, laboral e informático de la Fundación Ramon Rey Ardid, pero poco a poco fue convirtiéndose en una empresa plenamente integrada en el mercado de trabajo normalizado y muy competitiva, gracias al equipo de profesionales que la componen.

Contacto

  • Dirección: C/ Felipe Sanclemente n 20, piso 1, oficina A, 50001 Zaragoza
  • Teléfono: +34 976 468 990
  • Email: info@cierzogestion.com
  • Horario de trabajo: Lunes a jueves: 8:00 AM - 7:00 PM 
    • Viernes 8:00 AM - 3:00 PM